Cosmeticos

¿Cómo Limpiar las brochas?

Existen diversas marcas de maquillaje que han diseñado limpiadores de brochas, que sólo necesitas aplicarlos en un envase, dejar remojando la brocha un tiempo determinado y listo.

Sin embargo en caso de que no consigas estos limpiadores, para la limpieza de tus brochas puedes usar champú de bebe ó un jabón líquido antiséptico y mezclarlo con agua, se recomiendan estos ya que no poseen los químicos de un champú normal, que pueden dañar tus brochas al momento de usarlos.

Tiempo en que deben lavarse las brochas:

bochas para base y polvos: una vez a la semana

brochas para maquillajes de ojos y corrector de ojos: cada dos semanas

otros tipos de brochas: una vez al mes

Materiales para limpiar las Brochas:

 Brochas de maquillaje

Toallas de papel

Spray para limpiar brochas Beauty Creations( disponible en nuestra tienda) o

Shampoo de bebé o jabón sin aroma, ni color.

1. Pasa las cerdas de las brochas por agua tibia. Evita mojar la parte inferior

del broche metálico del mango, sino echará a perder el pegamento que une

las cerdas.

2. Llena un tazón pequeño o taza con un poco de agua en caso de que quieras

remojar la brocha. Necesitarás ¼ taza (60 ml) de agua tibia.

También puedes aplicar el spray directamente sobre la brocha en caso de

tenerlo.

3. Remoja la brocha en la mezcla y revuelve. Solo debes introducir la mitad

inferior de las cerdas en la mezcla para evitar que el agua suba al mango.

Si no vas a utilizar un recipiente, puedes verte el jabón en las cerdas con la

ayuda de tus dedos.

4. Retira el cepillo de la mezcla en caso de que tengas uno. Para soltar el maquillaje y la suciedad, impregna el agua jabonosa en las cerdas frotándolas suavemente con tus dedos.

5. Enjuaga las cerdas con agua tibia. Sigue frotando las cerdas debajo del chorro de agua hasta que el agua salga completamente transparente. Evita veces con la finalidad de limpiarla. Si el agua del enjuague se vuelve muy turbia, entonces lava la brocha de nuevo, La brocha no estará completamente limpia hasta que el agua que pase por las cerdas salga totalmente transparente.

6. Seca las cerdas dándoles toquecitos. Usa una toalla para quitar suavemente la humedad. Dóblala alrededor de las cerdas mojadas y escúrrelas suavemente con tus dedos, es recomendables dejarlas al aire libre para que se sequen bien.

7. Vuelve a darles forma a las cerdas. Si las cerdas se tuercen, tienes que volverles a dar forma. Usa tus dedos para estirarlas, abrirlas o halarlas a su forma original.

Espero que te funcione y te queden tus brochas como nuevas.

Quedo atenta a tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *